No sé lo que soy

/ / Big Data & Analytics, Blog
APEX: Aplicaciones rápidas, escalables y seguras
La participación de UST Global en Google Hashcode 2019

Los nuevos perfiles tecnológicos más demandados y que nadie tiene claro qué son

“Se busca Data Engineer para mejorar el portal web de la empresa”, una oferta de empleo de alguna compañía que, guiada por los nombres anglosajones de estos nuevos puestos tecnológicos ¿Y por qué? Porque se consideran términos “normalizados”

Alejado de debates orto-gramaticales y semánticos, estos términos han llegado aquí para quedarse. Nos guste o no. Tenemos que convivir con ellos.

Y, como la adaptación es la clave de la evolución y exponente de la inteligencia que nos da el hecho de pertenecer a esta especie, vamos a ayudar a descifrar esta amalgama de nuevos puestos de trabajo a cubrir.

Pero, ¿por dónde empezar? La extensión de estas líneas excedería con creces la exponencial combinatoria que suscitan estos términos. Así que vamos a nombrar sólo algunos de los mas relevantes.

Data Engineer

Un data engineer o ingeniero de datos, es un ingeniero (o no) que sabe hacer “cosas casi mágicas” con los datos. Se sobreentiende que esa magia está relacionada con los ordenadores.

Conoce las técnicas de modelado de estructuras y procesamiento de información más adecuadas para cada situación y sabe aplicarlas. En otras palabras pone solución al “cómo se hace” para manejar muchísimos datos. 

Data Scientist

Un data scientist es un científico (o no) que se aprovecha del trabajo realizado por un data engineer y aplica técnicas algorítmicas para extraer información util entre las “toneladas” de datos generadas.

Vamos, da respuesta al “qué se hace” con los datos que ya somos capaces de manejar.

Data Analyst

un data analyst es un analista (o no) que, para que no valga aquí la redundancia, vamos a decir que interpreta la información generada por un data scientist y le da un uso práctico en la vida real, habitualmente en un ámbito empresarial. Hablando claro, resuelve el problema de “para qué” usar los datos.

Este último perfil altamente demandado es quien piensa cómo transformar esta información valiosa en dinero. Curiosamente, suelen ser los mejor pagados. Y no es tan curioso, porque son quienes monetizan todo el proceso.

Si ha conseguido leer hasta aquí sin pestañear, he aquí lo más intrigante de estas nuevas profesiones. 

Todas ellas, son intercambiables. Sí, lo ha leído bien. Y más aún, todas ellas pueden formar parte de las capacidades y aptitudes de una única persona.

“¿Qué locura?”, puede que esté pensando.

Pero si lo piensa bien, si realmente esta clara separación conceptual existiera en la realidad, cada vez que usted necesitara saber cuánto tiene que pagar a un proveedor por un trabajo, necesitaría:

  1. Alguien que preparara una hoja de cálculo con los datos de las facturas que se adeudan (data engineer)
  2. Después alguien que sumara los totales adeudados en la última celda (data scientist)
  3. Y un tercero para que dijera que esa cifra debe servir para reducir la deuda en su empresa (data analyst)

Así que si está pensando en gestionar sus facturas usted mismo con una hoja de cálculo, piense la de dinero que está ahorrando.

Por cierto, cambie las facturas por muchas facturas y tendrá un entorno de “big data” con varios nuevos roles a cubrir. Pero esa, amable lector, es otra historia.